Saltar al contenido

Oidio en el tomate: cómo prevenir y combatir esta enfermedad en tus cultivos

En el cultivo del tomate el oidio puede provocar pérdidas considerables de cosechas.

Esta enfermedad fúngica produce manchas blancas en las hojas y frutos que impiden su crecimiento, y se desarrolla en condiciones de humedad alta y temperaturas suaves.

Para prevenir y controlar el oidio existen diferentes medidas: desde el manejo adecuado de la ventilación y eliminación de malas hierbas hasta el uso de fungicidas naturales.

¿Qué es el oidio en el tomate?

El oidio es una enfermedad fúngica común que causa manchas blancas en las hojas y frutos del tomate.

Al principio, estas manchas parecen polvo y pueden afectar a un área limitada de la planta, pero con el tiempo, se extienden a una gran parte de la planta.

La enfermedad del oidio reduce el rendimiento del cultivo de tomate y compromete la calidad de los frutos.

Oidio tomate

Diferentes especies de hongos del género Erysiphe que causan oidio en el tomate

Hay varias especies de hongos del género Erysiphe que causan oidio en el cultivo del tomate, siendo las especies Erysiphe cichoracearum y Oidium neolycopersici las más comunes.

Cada especie de hongo del género Erysiphe tiene diferentes síntomas y formas de propagación que pueden presentarse en el cultivo del tomate.

Condiciones ambientales que favorecen el desarrollo del oidio en el cultivo del tomate

El oidio en el tomate se desarrolla en condiciones de alta humedad relativa y temperaturas suaves, como las que se encuentran en los invernaderos.

Si bien la remoción de las hojas infectadas puede ayudar a reducir la cantidad de esporas fúngicas propagadas por el aire, es importante tener en cuenta que el oidio en el tomate puede sobrevivir en los restos de plantas del año anterior y en otros restos de cultivos afectados por la enfermedad.

  • El oidio se desarrolla en condiciones de alta humedad relativa (70-80%) y temperaturas entre 15-24oC.
  • El riesgo de la enfermedad aumenta bajo condiciones de sombreado, baja ventilación y altas densidades de plantas.
  • Espigas de trigo, pastos, aloes y vegetación espontánea son reservorios propensos de esporas de oidio, por lo que es importante evitar su crecimiento cerca del cultivo de tomates.
JABON POTASICO CASTALIA

Jabón Potásico Bio Castalia

El Jabón potásico sirve para combatir plagas como la mosca blanca, la cochinilla, trips y también araña roja. Es el compañero perfecto para tu huerto en casa y enemigo de…

Soluciones para prevenir y combatir el oidio en el cultivo del tomate

Para evitar pérdidas en las cosechas y mantener los cultivos de tomate saludables es necesario aplicar medidas adecuadas para el control y prevención del oidio.

En este sentido, existen diversas estrategias que pueden ser empleadas para prevenir y combatir esta enfermedad fúngica.

Medidas preventivas para evitar la aparición del oidio en el cultivo del tomate

La prevención es una medida fundamental para evitar la aparición del oidio en los cultivos de tomate.

Entre las principales medidas preventivas que se pueden aplicar para evitar la aparición de la enfermedad, se encuentran las siguientes:

  • Mantener una buena ventilación en la zona de cultivo de tomates.
  • Eliminar las malas hierbas del cultivo, ya que pueden actuar como reservorio del hongo.
  • Seleccionar variedades de tomate resistentes al oidio.
  • Evitar mojar las hojas de las plantas de tomate durante el riego, ya que la humedad favorece el desarrollo de la enfermedad.

Tratamientos químicos y naturales para combatir el oidio en el cultivo del tomate

Cuando el cultivo de tomate ya ha sido afectado por el oidio, es necesario aplicar tratamientos preventivos y curativos para eliminar los síntomas de la enfermedad.

Entre los tratamientos más efectivos para combatir el oidio en el tomate, se incluyen:

  • Aplicación de fungicidas químicos como el azufre.
  • Tratamientos naturales con productos como bicarbonato de sodio, cola de caballo o extracto de ajo.

Tratamientos contra el Oidio en los tomates

Otras enfermedades y plagas que afectan al cultivo de tomate

Identificación y tratamiento de otras enfermedades que pueden afectar al cultivo de tomates

Existen diferentes enfermedades que pueden afectar al cultivo de tomates, como la mosca blanca, el virus del mosaico, la podredumbre apical o el marchitamiento vascular.

Es importante conocer los síntomas de cada una de estas enfermedades para poder identificarlas y aplicar el tratamiento adecuado.

Mosca blanca: esta plaga se alimenta de las hojas de la planta y puede transmitir virus al tomate. Para su prevención y control se pueden aplicar tratamientos con insecticidas específicos o utilizar depredadores naturales como la mariquita.

Virus del mosaico: este virus se propaga a través de insectos y provoca manchas amarillas y deformaciones en las hojas. No existe tratamiento específico para esta enfermedad, por lo que es importante tomar medidas preventivas como la eliminación de plantas infectadas y la protección de las plantas mediante el uso de mallas o telas.

Podredumbre apical: esta enfermedad se caracteriza por la aparición de manchas blandas y oscuras en la base del fruto. Se debe a una falta de calcio en la planta, puede prevenirse mediante el suministro de calcio en la base del tomate y mantener un riego adecuado.

Marchitamiento vascular: esta enfermedad se debe a la presencia de hongos en el suelo que afectan al sistema vascular de la planta. Es importante tomar medidas preventivas como la rotación de cultivos y el uso de sustratos estériles.

Oidio en hoja de tomatera

Plagas frecuentes en el cultivo de tomate y manejo adecuado para controlarlas

Además de la mosca blanca, existen otras plagas comunes que pueden afectar al cultivo de tomates, como el pulgón, la araña roja o el trips.

Para su control y prevención se pueden aplicar diferentes técnicas.

Pulgón: esta plaga puede transmitir virus al tomate y provoca deformidades en las hojas. Se puede controlar mediante el uso de insecticidas específicos, la eliminación manual de los ejemplares y la introducción de depredadores naturales como las crisopas.

Araña roja: esta plaga se alimenta del jugo de las hojas y puede provocar una decoloración en las mismas. Se puede controlar con insecticidas específicos, con el uso de agua y jabón o mediante la introducción de depredadores naturales como los ácaros depredadores.

Trips: esta plaga se alimenta del polen y puede transmitir enfermedades al tomate. Se puede prevenir mediante el uso de insecticidas específicos y la introducción de depredadores naturales como la agalla del tomate.

Agricultura ecológica: medidas prácticas para prevenir y combatir las plagas y enfermedades en el cultivo de tomates

En la agricultura ecológica, se busca prevenir y combatir las plagas y enfermedades del tomate mediante el uso de técnicas naturales y sin el uso de pesticidas químicos. Algunas medidas prácticas que pueden aplicarse son:

– Rotación de cultivos y manejo adecuado del suelo.

– Uso de abonos y fertilizantes orgánicos.

– Introducción de plantas asociadas que actúan como repelentes de plagas.

– Uso de trampas y barreras físicas para evitar la llegada de plagas a las plantas.

– Utilización de técnicas de control biológico con la introducción de depredadores naturales.

Tratamientos preventivos anti oidio

Siguiendo estas prácticas se puede lograr una producción en el cultivo de tomates de forma más saludable y respetuosa con el medio ambiente.

Última actualización el 2024-04-13 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados